Capitulo 5: Martín I, el Humano

Martín_I_de_Aragón

Siendo Don Martín el segundo hijo de Don Pedro no estaba destinado en un principio a ceñir la corona, así ofreció a su padre la honra de ser fundador de la cartuja, para conseguir así que la fundación fuera real, con este motivo vendió Don Martín a su padre el molino de Jérica, de donde era Conde y el derecho a los dos mil sueldos sobre los herbajes de la misma, por el precio de 60.000 sueldos (documento fechado y firmado el 3 de enero de 1386 en Barcelona). El 7 de enero de ese mismo año Don Pedro se instituía fundador de este monasterio, a la vez que entregaba como donaciones el molino y los herbajes adquiridos a su hijo. Los tres libros, dos originales y una copia, mandados hacer conteniendo todos los privilegios concedidos a Val de Cristo por sus reyes fundadores se encuentran actualmente en el Archivo Nacional de Barcelona el codice firmado por Pedro IV de Aragón y los otros dos ejemplares firmados por Martin I y Martín de Sicilia en el archivo de la Catedral de Segorbe. A partir de este momento se empezó a construir la Iglesia de San Martin y se dio orden que se labrase un claustro (posteriormente llamado de los frailes) y que se hicieran en él seis celdas, y una celda para él y otra para su esposa “al lado del horno al subir de la escalera”.

El Rey Don Pedro murió el 5 de enero de 1387 sucediendo en el trono su primogénito Juan, el cual confirmó todas las donaciones hechas anteriormente al monasterio a la vez que favoreció con otras nuevas: donaciones que fueron recogidas en un nuevo códice firmado por Jaime I y que hoy se encuentra en la Catedral de Segorbe.

Con este fuerte apoyo económico la obra de la cartuja prosperó rápidamente, así como con la orden que dió Don Martín a las Aljamas de moros de Segorbe, Altura y Vall de Almonacid de que tomasen por su cuenta el carruaje y trajín de los pertrechos necesarios de madera, piedra y todo lo necesario para la continuación de la obra. Pero las obras dan un giro radical al ser elegido Don Martín heredero al trono tras la muerte de su hermano Juan sin sucesión, el 13 de Mayo de 1395. Don Martín se hallaba entonces pacificando la isla de Sicilia así pues podrá tomar posesión de la corona y Reinos de Aragón hasta el año 1397 siendo ungido y coronado Rey en la metropoli de Zaragoza el día 13 de abril, realizándose el mismo acto al día siguiente con la Princesa Doña María de Luna, su esposa.